Quiénes Somos

No somos mejores ni peores que tú. No somos diferentes a la gente que con la que te cruzas cada día en tu escalera, en el mercado, en el metro... somos gente corriente. Gente corriente que como tú un día decidimos buscar respuesta a muchas de las preguntas existenciales ¿quién soy? ¿qué es la vida? ¿qué hay después de la muerte? ¿existe Dios? Y si existe ¿quién y cómo es?...

 

Buscamos y lo que encontramos superó con creces lo que esperábamos. Encontramos al Dios Creador de todas las cosas, al Dios que puso todo su corazón en crearnos de una manera única y perfecta. Nos dimos cuenta de la hermosura y perfección de Dios y a la vez de nuestra incapacidad para lograr ser merecedores de estar con alguien Santo. Pero entonces también descubrimos que Dios estuvo dispuesto a dar a su propio hijo para que nuestros errores ya no nos separaran de él.. Encontramos que Él mismo pagó la condena por nuestros pecados muriendo en una horrible cruz, y que a la vez tuvo el poder para vencer a la muerte y resucitar de entre los muertos.

 

a

 

Desde pequeños se nos enseña que debemos ganarnos las cosas y que todo tiene un precio pero… ¿Y si el mayor regalo que se te puede ofrecer ya ha sido pagado? ¿Y si lo único que tienes que hacer es aceptarlo, desenvolverlo y apropiártelo? ¡Dios nos ofrece la salvación gratis! No hay nada que puedas hacer para ganártela más que aceptarla como cierta y eso…¡es genial!

 

Nosotros, como muchos otros en el mundo, lo hicimos y desde entonces nuestras vidas han sido transformadas. Como te dijimos antes, no somos mejores que tu (porque Dios te ama a ti igual que a nosotros) pero sí podemos decir que somos libres de nuestros pecados, porque éstos ya no nos condenan ante Dios; que somos salvos y que un día veremos cara a cara a nuestro Creador, Rey y Padre más allá de la muerte. Y como comprenderás amigo, saber y vivir esto te cambia la vida…

 

Así que, somos un grupo de personas corrientes que aceptamos a Jesús como nuestro completo y único Salvador y nos reunimos para juntos adorarle, hablar con él mediante la oración, aprender juntos sobre todo lo que nos ha dejado en la Biblia y servirle dentro del barrio en el que estamos.

 

Si quieres venir a conocernos o si podemos ayudarte, ¡no dudes en contactar con nosotros!